Jerez de la Frontera, 2008

Discoteca ubicada en unas antiguas bodegas del centro de la ciudad. En su diseño se quiere preservar las características de este peculiar espacio, enfatizando la teatralidad con una lámpara de hilos de más de seis metros de altura que se convierte en la gran protagonista. A través de gráficas de clara inspiración arabesca se hace un guiño a la tradición del lugar.